By | junio 8, 2017

La mayoría de la gente que quiere invertir, automáticamente piensa en la bolsa, en acciones, en el “trading”… Y para nada es así.

Es posible invertir en multitud de cosas diferentes, se puede invertir por ejemplo en una empresa privada, sin tener que haber salido esta empresa a bolsa.

Por ponerte un ejemplo, puedes invertir en el restaurante de un amigo tuyo, tú le puedes prestar 10,000€ y él puede devolverte 12,000€ uno o dos años más tarde.

Se puede invertir también en páginas web, o en dominios. Por ejemplo, comprando y vendiendo dominios que sean buenos para hacer marca.

Dónde es mejor y más seguro invertir

Una de las formas mas inteligentes de invertir, eso sí, a muy largo plazo, son los fondos de inversión.

Estos productos financieros ofrecen una larga rentabilidad año a año que a veces puede superar incluso el 12% anual.

Si pusieras 10 mil euros en un fondo de inversión, al año siguiente tendrías 11,200 euros, habrías conseguido 1,200 euros en un año y sólo por dejarlo en el banco sin tocarlo.

Este es un buen modo de invertir, sin embargo, hay otras opciones que pueden ser muy interesantes y mucho mas lucrativas.

Pero si has entrado aquí atraído por la inversión en bolsa, vamos a tratar superficialmente este tema, hablando un poco sobre las empresas que nos ofrecen más seguridad.

Invertir en la compraventa de acciones

Por supuesto, esta es una opción muy a tener en cuenta y sobre lo que se hablará largo y tendido en esta misma web.

Sin embargo, aunque todo el mundo pueda comprar acciones sin necesidad de moverse de casa, casi nadie sabe cómo hacerlo.

Incluso, en el caso de que ya conozcas el trading, como se le llama en inglés a la compraventa de acciones y otros valores de la bolsa, seguramente no tengas ni idea de en qué producto o empresa invertir tu dinero.

Lo normal, sobretodo al principio, es que te domine una ligera sensación de miedo a perder todo tu dinero.

¿Invertir en bolsa es seguro?

La verdad es que si que es seguro para mucha gente que vive de ello; pero necesitarás mucha experiencia para que llegue a ser seguro para ti.

En bolsa hay dos tipos de inversión bien diferentes.

Por un lado tenemos la inversión a lago plazo (meses, años, décadas) y por otro lado la inversión a muy corto plazo (días, horas, minutos) en la que en muy corto período de tiempo se compran o se venden las acciones.

Esta última versión se conoce como “Daytrading” puesto que en apenas un par de horas, se abre y se cierra una operación de compraventa de acciones.

 

Invertir en tu propia empresa

Montar una empresa es una forma de invertir, no sólo tu dinero, sino también tu tiempo y tu esfuerzo.

Realmente estás invirtiendo para conseguir los más altos resultados en el menor tiempo posible, esa es la mentalidad de todo inversor.

Una idea puede ser montar una cafetería o un restaurante de comida rápida, pero en el ámbito de crear empresas dispones de todo un mundo por delante, todo depende de tus ideas y ganas de poner tu proyecto en marcha.

Crear una empresa requiere un capital inicial que puede ser mas o menos elevado dependiendo de lo que quieras hacer y lo que necesites.

No es lo mismo montar una tienda de golosinas que una gasolinera, por decirte un ejemplo un tanto exagerado.

Invierte estudiando una carrera

Estudiando, haciendo el bachillerato si no lo tienes, o sacándote una carrera. Estas son formas de invertir muy seguras y con una alta rentabilidad.

No recuerdo donde lo leí, algún sabiondo del tema de la educación dijo una vez que la rentabilidad que sacarás al haber estudiado es de media, de unas 27 veces lo invertido.

¿Cuánto cuesta sacarse una carrera en España?

Si digo que unos 20,000 euros, muchos pensarán que me estoy pasando. Sin embargo, todo lo contrario, me quedo corto.

Supongamos que de media, sólo en créditos se van unos 1,000 euros por año (siendo medianamente buen estudiante), en estancia (si se diera el caso), manutención (comidas y lo necesario para vivir) y transpote ( casa – universidad – biblioteca ida y vuelta) unos 6,000 euros anuales.

 

Ya vamos por los 7,000 euros al año, y si a esta cantidad le sumamos el coste de oportunidad (el tiempo que le dedicas a estudiar y no lo dedicas a otra cosa, como a trabajar) que pueden ser otros 6,000 anuales, tenemos un total de 13,000 euros anuales.

Contando con que la mayoría de las carreras o grados son de 4 años, tenemos que:

13,000 * 4 = 52,000 € (como puedes ver, esos 20,000 euros se han quedado muy cortos)

Sacarle una rentabilidad de 52,000 * 27 = 1.404.000 € me parece una rentabilidad justa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *